Papel maché

Metáfora del proceso artístico

Colección de árboles y escenarios  imaginarios en relieve, pintados con acrílico. Algunas obras comienzan a incorporar materiales incrustados, como por ejemplo semillas. Toda una metáfora sobre la génesis del arte como parte creadora y como elemento aglutinador del proceso plástico.

[ Leer más ]


 

Madre tierra crea árboles madre

En las últimas pinturas de Charo Bravo los elementos fundamentales y protagonistas son los árboles. La autora se expresa creando dibujos que nos recuerdan estos elementos de la naturaleza de una forma simplificada, huyendo de la perspectiva tradicional. Su pintura es tensión con independencia de la apariencia final de las imágenes que parecen inventadas para un cuento infantil que transcurre en el bosque. Percibir esta tensión es percibir un poco, y cada uno de los espectadores lo intentará a su manera, el interior de la artista.

Cada pintor inventa su propio mundo y Charo en esta ocasión ha creado un mundo de árboles inexistentes, pero reales en sus pinturas figurativas. El tamaño de las obras es pequeño, no recrea el tamaño real de los elementos que inventa, quizá para hacerlos más irreales, quizá porque lo pequeño es más íntimo. Los formatos de las pinturas son rectangulares verticales, como silueteando la propia figura del árbol que asciende, como si fuera un falo que quiere alcanzar el cielo. Los árboles son símbolos del órgano masculino de generación que surgen de la madre tierra, casi siempre representada con una línea horizontal, base y nutriente de lo que existe.
La madre tierra, sin querer, es la protagonista que crea estos personajes que contienen a su vez elementos que proteger. Casi siempre tienen formas redondas y a veces simbolizan otros elementos de la naturaleza: pájaros desvalidos que no son cuidados por sus madres, sino por árboles que ha creado la autora: árboles madre que cuidan criaturas.

Composiciones sencillas con un único elemento como protagonista y casi siempre simétricas, nos hacen entrar en un mundo interior donde podemos inventar historias. La austeridad de estas imágenes se rompe con el uso del color, de zonas mates y brillantes y de elementos matéricos que ha puesto Charo en cada una de sus obras, seguro de forma no casual y siempre con un significado y un recuerdo detrás de cada piedra, trozo de metal, pluma ...

El dialogo intenso que se produce en estas pinturas rodea a la propia pintora en una aventura pictórica interiorizada.

Gloria Rubio Largo

SUBIR